top of page

¿Qué pasa si pones demasiada o muy poca pasta térmica en la CPU?

¿Qué es la pasta térmica?

Una computadora genera calor solamente, por el simple hecho de estar en funcionamiento. Algunas actividades, como el diseño gráfico, la edición de vídeo o jugar a videojuegos, exigen un alto rendimiento a nuestros equipos. Así, al hacer un esfuerzo extra, algunos componentes, como el CPU, pueden llegar a calentarse en exceso.

Por eso es indispensable contar con un buen sistema de refrigeración. Si no, el funcionamiento de la computadora se verá afectado. Podrían, incluso, llegar a quemarse esos componentes sobrecalentados. La pasta térmica es uno de elementos que ayudan a combatir las altas temperaturas de nuestras computadoras.


Pero ¿Qué es exactamente? Es una especie de masa que se pone sobre la placa metálica situada encima de la tarjeta gráfica o el procesador. Su función es evitar que se generen bolsas de aire entre esta placa y el disipador de calor. Esas bolsas de aire podrían ser dañinas para el equipo, ya que impiden que el ventilador despida de manera correcta el calor generado.




¿Qué efecto tiene poner demasiada o muy poca en la temperatura?

Una vez explicado lo anterior, vamos a ver qué efecto tendrá en la temperatura de funcionamiento del procesador el poner demasiada o demasiado poca pasta térmica, puesto que como supondrás el rendimiento térmico puede variar enormemente.


Demasiada pasta térmica


En la mayoría de disipadores existe una presión máxima de éstos que se puede realizar sobre el IHS del procesador, generalmente porque la rosca de los tornillos tiene un tope con el objetivo de no dañar el procesador al apretar demasiado. Esto significa que la pequeñísima distancia que hay entre el IHS y la base del disipador es siempre la misma, y por lo tanto es imposible tener, por ejemplo, una capa de 1 mm de espesor entre ambos componentes. Esto significa que por mucha pasta térmica que pongas, si instalas correctamente el disipador no va a producirse ningún efecto negativo en la temperatura de la CPU (eso sí, sería recomendable limpiar bien toda la pasta térmica que haya sido expulsada hacia fuera por la presión).


Muy poca pasta térmica


Lo que puede suceder si pones demasiado poca pasta térmica en la CPU es que queden «calvas» y que por lo tanto el contacto del IHS con el disipador no sea perfecto, provocando zonas mucho más calientes que otras. El efecto en la temperatura variará dependiendo del procesador y la ubicación, tamaño y forma de su die, pero esencialmente tendrás picos de temperatura que en muchas ocasiones pueden ser tan peligrosos como para que salten los sistemas de protección por temperatura del procesador y que se te apague el PC.



Reparalap


4880 visualizaciones0 comentarios
bottom of page