top of page

6 hábitos informáticos que debes dejar de hacer en Windows

A menudo puedes leer sobre trucos y soluciones para ayudar a resolver los problemas de tu computadora. No obstante, hay algunos consejos que pueden hacer más daño que bien.


A continuación, hemos enumerado seis hábitos que debes dejar de hacer en tu computadora con Windows si no eres muy experto en el uso de las computadoras.


1. Limpiar el registro


Este consejo es muy común. Limpiar el registro de desechos dejados por programas antiguos solía ser una buena manera de prevenir problemas y fallas, pero el riesgo de causar un problema catastrófico al eliminar algo incorrecto es bastante alto si no sabes exactamente lo que estás haciendo.


Si bien puede ser tentador abrir la función RegEdit de Windows, no te lo recomendamos si no eres muy diestro en el uso de las computadoras.


2. Eliminar todo el software preinstalado de tu computadora


Para hacer que una computadora realmente se sienta como propia, es posible que desees ponerle tu sello borrando las aplicaciones y los juegos preinstalados. No estamos diciendo que no hagas esto, pero sé medido en tu enfoque ya que algunos son más importantes que otros.


Sí, deshazte absolutamente de los juegos gratuitos y las versiones de prueba de antivirus (no merecen un lugar en tu computadora), pero ten cuidado cuando llegues a aplicaciones que coincidan con la marca de tu computadora. Por ejemplo, algunas computadoras Asus tienen una herramienta llamada 'Asus Update Utility' y las HP pueden tener 'HP Support Assistant'.

También el software de la talla de Intel y AMD (procesadores), Synaptics (paneles táctiles) y Realtek (conexiones inalámbricas y de audio), debes dejarlo en paz por las mismas razones.


Si bien no suenan muy emocionantes y pueden parecer un objetivo fácil para ahorrar espacio, pueden ser la única forma de obtener automáticamente algunas actualizaciones importantes que son específicas para tu modelo de PC específico. Se diferencian de las actualizaciones de Windows, que normalmente son para el software y no tienen en cuenta el hardware en el que lo estás utilizando. Las actualizaciones podrían incluir parches de seguridad para la placa base, chips wi-fi, puertos USB y más.

Antes de desinstalar el software de tu computadora, debes verificar lo que hace. Si sucede lo peor y te das cuenta de que cometiste un error, busca el número de modelo de tu computadora en línea y ve al sitio web de la marca correspondiente para descargar todo lo que te falte.


3. Eliminar tareas desconocidas


Si tu computadora funciona lentamente, es tentador ingresar al administrador de tareas (Ctrl+Shift+Esc) para ver qué está acaparando tu procesador o memoria. A veces será algo que no reconoces, y es tentador terminarlo. No te dejes tentar.

A veces, estos procesos que acaparan la memoria son una parte necesaria de las operaciones de Windows y finalizarlos puede bloquear tu computadora e incluso podría dañar los archivos, según la tarea. Si no sabes qué es y qué hace realmente un proceso o tarea, haz una búsqueda en internet para aclarar todas las dudas.


4. Usar un 'limpiador de PC' gratuito


Un pilar de los discos de 'software libre' de las revistas informáticas de antaño, los limpiadores de PCs no son recomendables actualmente. No solo pueden ser un medio para agregar basura a tu computadora a través de software adicional furtivo (software potencialmente no deseado, conocido como PUP), sino que también toman sus propias decisiones sobre lo que creen que son archivos y programas necesarios.

Además, Windows 10 y 11 tienen una herramienta integrada llamada Storage Sense (debes buscarla en el menú Inicio) que te brinda un desglose de cuánto espacio ocupan los diferentes tipos de archivos, lo que te permite identificar las cosas que se acumulan en tu disco.

No obstante, también puedes usar un programa de gran reputación como CCleaner.


5. Instalación de dos paquetes de software antivirus


Si bien puede parecer sensato tener dos capas de protección, es probable que tener varios paquetes de software antivirus instalados cause más problemas de los que resolverá.

El principal problema es que los dos paquetes de la competencia podrían identificarse como un virus, creando problemas importantes para uno o ambos paquetes. E incluso si eso no sucede, ejecutar dos paquetes de software haciendo exactamente lo mismo, tratando de inspeccionar los mismos archivos y programas a medida que los abre, definitivamente ralentizará tu computadora.


6. Instalar actualizaciones hasta el último minuto


Todos lo hacemos. Descartamos la notificación de actualización indicando que lo haremos más tarde, cuando estemos menos ocupados y felices de que nuestra computadora se reinicie. Repetimos la acción durante varias semanas. Eventualmente, estarás lejos de tu computadora haciendo una taza de café cuando tu computadora te pida que reinicies, no recibe una respuesta de ti, así que lo hace de todos modos, incluso si estabas en medio de algo.

Es mejor establecer una hora para que tu PC se reinicie y actualice; tal vez justo al final de tu día de trabajo o durante el almuerzo. Solo recuerda que le pediste que lo hiciera y asegúrate de guardar todo tu trabajo.



 

Guty Viruete Whatsappeame

48 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page